Categorías
Blog

¡Un año!

¡Y se cumplió un año! 🎈

La verdad, no creí llegar hasta acá.

Sé que un blog puede parecer algo muy sencillo en este tiempo, en especial con ChatGPT y la facilidad de usar herramientas para generar contenido, pero aún así es un pequeño logro a la constancia, muchas veces inconstante de mi parte, para poder hablar de música y otros temas relacionados.

La Vida en Beats nació inicialmente como título para una canción, que terminó llamándose de forma muy similar: La Vida en Rimas. Y es que rimas, beats y música han sido mis compañeros fieles durante prácticamente toda mi vida. Gracias a la música (y el hip-hop) he podido desarrollar mi persona, mi personalidad, mis habilidades y también, me ha permitido ampliar mi mundo, conociendo y formando amistades con personas maravillosas.

Hoy, en este aniversario, que realmente fue el 4 de mayo, fecha en la que publiqué el primer artículo, en la plataforma Medium, puedo decir que crear este espacio, este miniblog, ha sido una suerte de terapia y descanso. Salir de la rutina y desconectar del trabajo, conectar los audífonos y dejarme llevar por nuevos o conocidos ritmos y anotar pensamientos e ideas relacionados, ha sido realmente terapéutico y también, parte importante de mi proceso creativo al momento de crear rap.

Nunca pensé escribir de forma continua un blog, tampoco pensé que podría expresar cuánto me gusta la música ¡y aquí estamos, celebrando humildemente un año!

Hablando de esto último, del proceso creativo, quiero compartir con ustedes una nueva playlist, llamada Nostalgia Póstuma… lo sé, quizás debería ser algo más ad-hoc a celebrar un año de miniblog, pero esta playlist surgió como una necesidad, ya que me encuentro trabajando en la producción de una canción que ha sido difícil de concebir, no por su dificultad lírica, los juegos o fórmulas verbales o los detalles que pueda tener su instrumental. Sino por su contenido. Es un tema nostálgico y también, realista.

Es que decidí hablar sobre el suicidio, sobre la depresión. Lo viví directamente, en segunda persona… por una novia de secundaria. La experiencia fue compleja, darte cuenta con el tiempo que sabías todos los detalles, de forma desordenada y sin mucho sentido, y para cuando ya tuviste la realización de qué sucedía, era demasiado tarde. Ha sido un proceso de introspección y de traer recuerdos a flote, no niego que dolorosos, pero necesarios para poder ser sincero y cabal con la historia que contaré. Todo esto me hace eco de la importancia de la salud mental y de comunicar, de hablar, de pedir ayuda en los momentos confusos y oscuros. Doy gracias de contar con personas precisas que velan por mi integridad en este ámbito.

Esta playlist es muy variada, algo que siempre deseo manifestar en este blog: eclecticismo. Música clásica, algo de soft-rock, un par de canciones indies y alternativas, obviamente rap, música instrumental y un toque de ópera y metal, todo con un ambiente que considero nostálgico mas no triste, aunque haya algunas canciones que sí lo son (oh, Radiohead). La idea es plasmar una experiencia que haga sentido en la forma de sentir que tuve al momento de escribir este tema.

Las expectativas –de la canción y de este miniblog– son altas siempre.

Estoy agradecido de llegar hasta aquí, cumplir un año publicando contenido en La Vida en Beats y dar un espacio sencillo a la libertad de expresión mental y musical.

Agradezco a quienes se han dado una vuelta, quizá breve, quizá larga, por este rincón de internet y haya disfrutado de alguno de los artículos que he compartido.

Igualmente, mi gratitud para con aquellas personas especiales de mi vida que también comparten esta inquietud de expresar mediante la escritura pensamientos, sentimientos, poesía e inquietudes de la vida. Así que un brindis 🥂 también para Un Puntito Azul, Ammashirit, El Tuto y LunaCreciiente.