Categorías
Artista

MC Guerrero

No todo se trata siempre de músicos extranjeros o nacionales con amplia trayectoria y discografía, también poseo álbumes de artistas más pequeños (aunque no lo sean), pero que han logrado mucha notoriedad gracias a la amplitud de Spotify, YouTube y todas las plataformas disponibles actualmente.

Y como buen adherente del hip-hop, obviamente hay MC’s y grupos de los que creo, humildemente, puedo dar una opinión y/o recomendación.

Ciro Concha, o mejor dicho, MC Guerrero, un joven de Concepción, con trece años de experiencia detrás del micrófono (al momento de escribir esto), es un rapero dedicado a entregar un mensaje diferente dentro del mundo hip-hop.

Abanderado por el hip-hop cristiano, presenta una propuesta bien aterrizada para tratar la música con contenido espiritual, trae un sonido fresco, moderno y centrado, que no deja de lado el rap, utilizando correctamente estilos modernos como el trap, sin perder la esencia misma del elemento del hip-hop.

MC Guerrero es la representación de una mezcla poco común actualmente: Experiencia en el lápiz, en los audífonos, en la biblia y en la vida.

Con un álbum y un EP producidos hasta la fecha y algunos singles y colaboraciones, MC Guerrero ocupa un lugar especial, no sólo por poder compartir en conjunto, sino porque verdaderamente aprecio el sonido que genera, fiel al hip-hop, sonido noventero, rap sampleado, toques puntuales de R&B, funk y música urbana actual, complementa muy bien sus letras, creando una propuesta firme y que puede ser de agradable escucha para raperos novatos, experimentados, afines o no a la cristiandad, también, para oídos que no gozan del rap, MC Guerrero es una buena opción para darle una oportunidad y oír lo que Ciro tiene que decir, que por sobretodo es un mensaje positivo, que puede ser muy necesario en tiempos complicados como los actuales. Siempre una palabra de aliento será reconfortante y si ésta proviene en formato rap, mucho mejor aún.

Sé que cuando se habla de rap cristiano se genera un estigma inmediato, que involucra pensar que el contenido es muy espiritual, muy de alabanza o adoración, con un lenguaje muy similar al de la biblia o con una jerga propia del mundo cristiano, pero con MC Guerrero, como parte de una escuela de hip-hop más moderno, podemos encontrarnos con un MC que verdaderamente entiende el juego del rap y de la fe que profesa, sin caer en aquellos estigmas mencionados. Ciro crea un rap cristiano inteligente, con un sonido clásico y a la vez, propio. Se puede apreciar su experiencia en el rap, su temática actualizada y que también es espiritualmente correcta, que tampoco manifiesta temor al tratar temáticas o verdades que escandalicen a algunos.

Punto aparte y a modo personal, agradezco tener a Ciro como amigo y poder compartir sus habilidades en una canción en conjunto que estamos cocinando a fuego lento.

Su álbum, All We Need Is God, puedes encontrarlo en Spotify. Y si eres afortunado, encontrar o solicitar una copia en CD. Si es por destacar una canción, me quedo con Locos, canción de Ciro junto a la Tres 16 Family, lo recomiendo porque tiene un ritmo underground, casi hecho para el breakdance y con un sample de Cannibal Ox en su instrumental.

Categorías
Artista

Aesop Rock

Desde 2006, comencé a consumir y a ordenar mi audioteca, entre iTunes y Winamp, dejando un pequeño disco duro dispuesto para recibir aquellos archivos AAC y MP3, todo ordenado en carpetas: artistas, álbumes, fechas, etc. En esos tiempos, abrí mis oídos a otros ritmos, saliendo de mi zona de confort rapera.

Todo esto, gracias a Laura, mi mejor amiga. Abrió mi tercer oído a la música francesa, folk-pop, reggae, algo de R&B y sobretodo, Yann Tiersen, más allá del soundtrack de Amélie Poulain. Este camino de descubrimiento (sí, de verdad fue así) me llevó y motivó a avanzar por senderos varios, caminos conocidos, otros nuevos y desconocidos, que cruzaban el mundo, llegando a White Plains en New York, Japón, Francia, Alemania, Suecia, Noruega, Argentina, en fin…

Al encontrar a DJ Krush, y toda su excelencia, llegué a Aesop Rock. Nativo de Portland, USA, y moviéndose en el ambiente hip-hop de New York, fue uno de los mejores descubrimientos de aquel tiempo.

Nunca había oído rimas de esa forma. Nunca había escuchado a un rapero rimar de esa forma. Quiero decir, nunca, de verdad, fue como el meme: mucho texto. No me cuadraba cómo podía decir tantas palabras, de forma tan clara en tres minutos y medio de canción.

Y ese es el caballo de batalla de Aesop Rock, canciones densas, muchas referencias a la cultura pop, al cine, rimas escritas como si las hubiese pasado por una licuadora, pero de la cual cuyo resultado es coherente y lleno de palabras, anécdotas, metáforas y claves que junto a un sonido propio, hacen de Aesop uno de los mejores — y más curiosos — raperos de la actualidad.

Y eso, no es sólo una opinión personal. Es un hecho. Según un estudio escrito por Matt Daniels y publicado por The Pudding, Aesop Rock es el rapero que posee la mayor cantidad de vocabulario en su discografía, de forma literal. A modo ejemplar, es como si Aesop fuese El Quijote de Cervantes: muchas palabras, a veces extrañas, pero todas coherentes, complejo y abstracto.

Anécdotas, referencias culturales, un lenguaje muy amplio, rimas densas, complejas y muchas veces abstractas, todo esto con una entonación precisa y clara, permiten que Aesop Rock sea el artista con mayor vocabulario en el entorno del hip-hop.

Quizás no destaque en su nivel de escritura en una capacidad poética como lo hace Nas o no sea tan nerd como lo puede ser a veces Logic, pero Aesop tiene su podio bien ganado. No es cosa de rimar rápido (para eso tienes el Rap God de Eminem), sino de expresar claramente tus ideas, por muy metafóricas que estas sean. Y formar un estilo personalizado, que permita encajar lo que está en su cabeza, de forma precisa y adecuada para con el beat instrumental, del cual muchas veces el mismo Aesop se ha encargado de producir, ya que cuenta con experiencia en la creación de beats.

Recuerdo que una vez oí a Tyler Joseph, vocalista de Twenty One Pilots, en un vídeo, decir que (parafraseando) “rapeo mis canciones, no porque sea fan del rap, sino porque no sé como cantar todo lo que tengo que decir”. Con Aesop Rock esta máxima podría ser similar, con la diferencia de que él sí sabe como armar el rompecabezas lírico que presenta en sus canciones.

Las temáticas son variadas, como mencioné con anterioridad, junto a ellas, hay canciones sobre la vida en la ciudad de New York, la del trabajador y su rutina diaria, sobre las artes gráficas, skate, sobre la vida y su significado, avance del tiempo y las cosas que crean importancia en nuestra vida. Referencias variadas al cine, a comida chatarra, playas tontamente utópicas donde puedes bailar breakdance, gatos, ranas o al estilo de vida americano. En resumidas, si quieres escuchar a un rapero variado, Aesop Rock cumple con creces.

En lo personal, me gusta mucho y me motiva cada vez que lo escucho, hay veces que unas mismas rimas suenan distintas cada vez que las vuelvo a oír. Es la magia de escribir buenas canciones.

Destaco el álbum EP Appleseed, recientemente reeditado en vinilo, porque fue el primer material que escuché de Aesop Rock luego de descubrirlo en una colaboración con DJ Krush (Kill Switch, del álbum Jaku de 2004) simplemente escuchar los segundos iniciales del tema introductorio de aquel EP manifiestan una forma diferente de hacer hip-hop.

Igualmente, recomiendo el álbum Labor Days y su contraparte Daylight. Del primero, escucha el track No rEgrets, que trata de tres etapas en la vida de una niña retraída y ensimismada en sus dibujos, con un crudo mensaje al final. Más actual, sus álbumes None Shall Pass, Skelethon o alguno de sus álbumes colaborativos, donde ha desarrollado a otro nivel su capacidad lírica, a veces con toques muy graciosos: Hail Mary Mallon, junto a Rob Sonic y DJ Big Wiz o Garbology, su último lanzamiento, junto a Blockhead, de 2021.

PD: Estudió artes visuales en la Universidad de Boston, y esta faceta/profesión es notable a través del arte de varios de sus álbumes, así como en la estética de sus vídeos musicales y otras facetas que ha logrado proyectar, como por ejemplo, un juego para smartphones, llamado Long Legged Larry (Larry Piernas Largas), basado en un personaje protagonista de una canción y con un diseño creado íntegramente por él.

Categorías
Artista

Portishead

Si hay un grupo que se toma sus presentaciones y producciones con mesura y con tiempo, ese es sin duda alguna, Portishead.

Nativos del puerto homónimo en Gran Bretaña, son un grupo de trip hop totalmente diferente. Su trabajo y propuesta está mucho más cercana al soul y al krautrock que al hip-hop y al ambient, como es el caso de Massive Attack, aún cuando ambos comparten raíces en común.

Con una carrera de 31 años, no necesitan de singles y presentaciones en demasía, basta con tres álbumes y un directo. Es que todo lo que hace el trío que forman Geoff Barrow, Beth Gibbons y Adrian Utley está hecho con detalle, la artesanía de Portishead queda totalmente reflejada en el sonido que manifiesta: samples de soul, ritmos percusivos hipnotizantes y melodías enigmáticas, que te llevan a imaginar una película noir en blanco y negro o un filme de autor independiente y nostálgico. Incluso, añaden el onírico sonido del theremin en algunos de sus temas, instrumento que por sí mismo genera una ambientación especial, donde quiera que se haga presente.

Samples, ritmos y melodías que bien podrían formar parte de la banda sonora de un filme noir, con luces azules, enigmático, nostálgico y a veces, onírico, eso es Portishead.

Destaco a Beth Gibbons, que tiene la particularidad de cambiar su tono de voz en algunas canciones, logrando sonar como una cantante de jazz a través de una antiquísima radio a tubos. Sus característicos susurros y tarareos, a veces, a la par del theremin antes mencionado, enriquecen el ambiente que Geoff Barrow genera por medio de sus selectos samples, ritmos y melodías, encontrando en Adrian Utley un apoyo importante para con estas últimas.

Geoff Barrow es mención aparte, multi-instumentalista, DJ, compositor y productor, su forma de realizar scratches y utilizar un vinilo como instrumento es excepcionalmente notoria. Si muchos temas de Portishead suenan añejos, no es sólo por la elección de samples, sino por el tratamiento que otorga a los vinilos que utiliza: se sabe que los desgasta adrede, rayándolos, ensuciándolos, dicen que hasta lanzándolos al suelo, todo con tal de generar diferencias en el sonido que, al contrario de lo que se pueda pensar, enriquecen el sonido y lo hacen único.

Siempre con rumores de alguna nueva producción, lo último ha sido una breve aparición en un concierto benéfico, realizado en Bristol, Reino Unido, el 2 de mayo pasado. A pesar de los años desde su último álbum de estudio (Third, de 2008), nada ha cambiado, Portishead es como el vino.

PD: Su álbum en directo, Roseland NYC Live, editado en 1998, es un sesión que debe ser escuchada y disfrutada. La banda comparte su música junto a la Filarmónica de New York, con arreglos y ambiente especiales que enriquecen incomparablemente el sonido característico de Portishead. Puedes verlo aquí.

Categorías
Artista

DJ Krush

Aprovechando que cumple 30 años de trayectoria, les comparto una presentación de DJ Krush intima y sencilla donde puede apreciarse toda su técnica, habilidad y capacidad de diseño sonoro logrado con aquello en lo que posee maestría: la tornamesa y el vinilo.

No es un sólo un DJ que mezcla canciones, DJ Krush genera ambientes sonoros, espacios que condensan samples de batería, efectos variados de sonido, melodías sencillas, folklore y sonidos naturales, creando verdaderas obras sonoras. Si se trata de extraer estilos, el jazz y el soul siempre están presentes, junto con un correcto uso de la música electrónica. Su maestría le permite prácticamente ser un estilo musical por sí mismo, más cercano al trip-hop y al ambient, llamado hip hop abstracto.

DJ Krush junto con DJ Shadow, redefinen al clásico DJ de hip-hop y lo convierten en un músico solista digno de ser estudiado y enseñado.

Casi una hora de presentación que puede ser disfrutada mientras trabajas, mientras te relajas o incluso, mientras meditas, ya que la sonoridad que logra DJ Krush es suficiente para acompañar tus pensamientos, en un momento de paz o de introspección, esto gracias a la innegable herencia nipona que embebe toda la obra musical de Ishi Hideaki, su nombre real, quien como digno japonés, rinde tributo a su cultura, por medio de la música, utilizando incluso el silencio y la quietud como instrumentos.

Fun fact: fue un miembro en su juventud de la Yakuza.

PD: recomiendo su álbum Jaku de 2004, Krush de 1994, Zen de 2001, Kakusei de 1999 y el mixtape OuMuPo 6 de 2006. Y cualquier canción en conjunto con Tha BOSS, un MC japonés maravilloso, con letras que derrochan poesía, también, uno de sus más conocidos temas: Kemuri, proveniente de su primer álbum, esa armonía de vientos y efectos que posee son un verdadero viaje sonoro.