Categorías
Artista Canción

Stay with me…

¡Hola! hoy quiero contarte de una sorpresa audiovisual inesperada para mí, durante esta semana final de noviembre y que comparto con un poco de contexto a continuación.

Soy millenial, como tal, crecí con música de los años 80, 90, 2000 y así hasta la actualidad, formando mi particular eclecticismo musical.

Y como muchos, también soy de los que pasó la transición de usar TV local a la TV por cable (o de paga) y posteriormente, Netflix y similares. Lo mismo con el paso del teléfono al smartphone y de las cartas al WhatsApp.

Y obviamente, el internet es parte de esa evolución, desde los que usamos en algún momento un módem a 56kbps hasta las modernas bandas anchas de 1gb o incluso, Starlink y su internet satelital.

Ese crecimiento como parte de la cultura de internet, con redes sociales, vídeos y memes por doquier, también ha influenciado mucho mi apreciación musical, al poder conocer un espectro aún mayor de artistas musicales sorprendentes y novedosos.

Como muchos, también llegué al citypop japonés por medio de un meme y como muchos compartirán, la canción top, por así decir, es Stay With Me (Mayonaka no door) de la célebre Miki Matsubara.

Vamos, que todos alguna vez hemos oído, de cerca, a lo lejos, por una recomendación, algún vídeo, reel, short o similar alguna parte de la melodía básica y el coro diciendo “Stay with me / Mayonaka no doa o tataki…”

Lanzada el 5 de noviembre de 1979, en su natal Japón, y luego de tener muchas experiencias cantando en bandas locales, Miki Matsubara lanza la canción de la que te hablo hoy como single principal de su álbum Pocket Park, que publica al año siguiente.

Su fama fue prácticamente inmediata. En aquellos años estaba en auge el citypop, un subgénero del pop nacido en Japón y el cual mezclaba letras melancólicas con ritmos de occidente, entre ellos el jazz, dance, disco y funk. Stay With Me llegó a convertirse en un verdadero símbolo de aquel nostálgico estilo musical.

Sin embargo, la vida tiene sus matices, a veces muy oscuros y Miki Mitsubara, a finales de los noventas decide retirarse y alejarse de escenarios y presentaciones, también de seguir creando nueva música, sólo componiendo para otros artistas. Su vida personal también resulta afectada, por causa de un cáncer detectado con posterioridad que truncó su deseo de volver a los escenarios, esto sucedido a inicios de los 2000.

Miki Mitsubara fallecía el 7 de octubre de 2004, a los 44 años. Sin haber podido reencontrarse con su público y mucho menos, sospechando lo que el futuro le tendría como regalo.

Aquel regalo llegó en 2020, como un meme, sobre algo de música nostálgica de los años 80, de aquel sentimiento de añoranza de los años pasados. La melodía de aquel meme, era Stay With Me.

Esto conllevó al redescubrimiento del citypop nipón y de Matsubara, consagrándola póstumamente como una artista muy querida, respetada, versionada y escuchada por muchos.

Lo lindo de todo esto, y a modo de la sorpresa que contaba al inicio, es que durante esta última semana de noviembre, su canal oficial en YouTube ha lanzado un vídeo clip oficial de la canción Stay With Me (Mayonaka no door), dirigido por las brasileñas hermanas Fridman y con una puesta en escena que relata la historia de un par de desconocidos que vive un efímero amor en una lavandería.

Cuenta con una coreografía bonita y visualmente ad-hoc tanto a las armonías de la canción, como al ambiente que genera su letra y en especial, la voz de Miki Matsubara.

El vídeo forma parte del relanzamiento de su álbum debut, Pocket Park, remezclado y con una calidad sonora actualizada.

Sin lugar a dudas, un excelente homenaje y un hermoso vídeo para una canción maravillosa, que ya no sólo es recuerdo de un pasado, sino también símbolo de un presente y un futuro del que todos podemos ser parte, a través de la voz y melodías de Miki.

Categorías
Canción

Risingson

Durante febrero, entre dedicarme al trabajo, unos días de vacaciones, escribir más música y estar grabando un vídeoclip, también me dí un par de gustos personales, uno de ellos, adquirir un vinilo soñado: Untrue de Burial, aquel segundo álbum del misterioso productor británico.

Y al respecto de ritmos misteriosos y oscuros, no pude evitar recordar la colaboración de Burial con Massive Attack: Four Walls / Paradise Circus, que mezcla el sombrío estilo vocal del dúo de Bristol con el igual de extraño ambiente sonoro del nativo de South London.

Así, por unos días he vuelto a oír a Massive Attack, partiendo desde esta colaboración y terminando por querer destacar, en esta ocasión, una canción, que en mi opinión, ejemplifica y define de forma majestuosa a Massive Attack, de forma vocal, lírica, nivel productivo, ambiente, etc. y esa canción es “Risingson”.

“Risingson” es una de las canciones más emblemáticas de la banda de trip-hop británica Massive Attack. Fue lanzada en 1997 como primer sencillo del álbum “Mezzanine” y su producción innovadora y temática oscura la convierten en una de las favoritas de los fanáticos, obviamente, es una de mis canciones favoritas igualmente.

En términos de producción, “Risingson” se destaca por su uso de una línea de bajo distorsionada y crujiente que se desplaza por toda la canción, creando una sensación de tensión y ansiedad. La canción también incluye elementos de guitarra y batería, que se combinan con la electrónica y el uso de sampleos de voz para crear un sonido densamente texturizado y atmosférico. Destaco sobretodo, samplear riffs de guitarra y utilizarlos en clave sintetizada, que sin duda, demuestra con creces aquella atmósfera llena de matices entre la luz y la oscuridad.

La letra de la canción aborda temas oscuros y propios de la época, como el ambiente fiestero británico, el uso de drogas (y todo el viaje psicodélico que conlleva), con referencias sutiles a la cocaína y el THC. Sin embargo, la temática oscura es contrarrestada por la belleza de las vocalizaciones de 3D y Daddy-G, que flotan por encima de la mezcla de sonido, de forma a veces susurrante y a veces, inquietante.

En la canción, 3D y Daddy-G usan técnicas vocales únicas, incluyendo el uso de efectos de eco y reverberación para crear un sonido etéreo y casi fantasmal. También se destacan los armoniosos coros que se superponen a las voces principales, lo que añade una capa adicional de belleza a la canción.

Lanzada como primer y único single de su tercera producción, “Mezzanine”, el 7 de julio de 1997, anticipando prácticamente por un año al álbum, su arte promocional, realizado por el mismo 3D, consta de una sencilla composición en la que prima una mancha simétrica y colorida del tipo Rorschach, que con su ambigüedad, insinúa las capas y matices que Risingson posee, junto con el nombre del grupo en una tipografía gruesa sin serifas. Esta misma carátula, junto con otros diseños del artista, han llegado a ser expuestos en el Museo de Arte Moderno de New York, MoMA.

En resumen, “Risingson” es una canción que combina la oscuridad y la belleza en partes iguales. Su producción innovadora y el uso de voces etéreas y armoniosas de 3D y Daddy-G la convierten en una canción atemporal y emblemática del trip-hop y la música electrónica de finales de los 90 y principios de los 2000 y, tal como mencioné anteriormente, define de forma casi específica la propuesta musical de Massive Attack.

Nota: escribir sobre esta canción me inspiró a crear una playlist basada en Risingson, titulada Smooth Darkness, que puedes encontrar aquí.